Desarrollo del campamento; baile, juegos, aventura, granja-escuela y masterchef junior

Publicada en

El lunes ha sido un día largo y productivo, hemos avanzado mucho en las coreografías, nos hemos ido haciendo unos a otros como profesores y alumnos y hemos entrado en ritmo. Ya llevamos un par de coreografías enseñadas al menos a medias a ambos grupos, y las van cogiendo bien, parece. Hay tiempo para pasarlo bien y cuidar las energías en clase mientras aprenden estilos muy diferentes entre unas clases y otras. El jueves es la actuación y aún está lejos, pero empiezan a preocuparse por el resultado y que las vea bailar mucha gente. Habrá más noticias de estos nervios y trataremos de llevarlos a algo positivo, como que trabajen con más fuerza e ilusión.

Esta vez han sido Las sin nombre las que han ido a la tirolina y Las fresas a Masterchef. De nuevo he podido probar pizzas suyas y estaban también muy ricas. Las han probado después del jurado y también a ellos les han gustado. Veremos a ver si alguno de los dos grupos pasa de ronda en Masterchef.

A Claudia, la pequeña del grupo, se le ha caído un diente que llevaba varios días a punto, y esta noche le vendrá a visitar el ratoncito Pérez. Estaba contenta. En fin, luego ha habido juegos en la pista por la noche y a dormir. Mañana habrá más y hay que ir con fuerza.

El martes ha llegado más fresco y con más urgencia en las coreografías, y con media hora más de sueño por la mañana para todos para reponer fuerzas. Hemos comenzado fuerte con las dos clases antes de comer y hemos terminado nuestra segunda córeo para el jueves. Van a hacer seis, que es un número bastante elevado para lo que acostumbran a aprender en una semana. La mayoría de ellos van a dar más clases en esta semana que en uno o dos meses, de los que van a clases de baile habitualmente.

Por la tarde, tras la tercera clase, se han ido unos a hacer tiro con arco y velas, y otras a montar a caballo y a jugar en las pistas americanas, compitiendo entre ellas a ver quién hacia más rápido el circuito.

Tras la cena, esta noche hemos tenido un concurso de Furor (la gran mayoría no sabían nada del programa, como es obvio, porque ni siquiera vivían cuando se emitía) y han cantado y bailado y reído casi sin parar desde que ha empezado la velada. Ya arrancamos con la recta final del campamento y comenzar a afrontar sus miedos escénicos y sus dudas sobre vestuario y puesta en escena, además de terminar de explicar una córeo sin que se les olviden las demás. Se hará lo que se pueda, que, sea lo que sea, será mucho.

El miércoles ha sido el día de terminar coreografías y empezar a poner posiciones y repasar todo lo repasable. Ya el jueves tocará utilizar lo aprendido para hacerlo propio y darle estilo y actitud y todo. Que ya lo van haciendo, pero hasta ahora han tenido mucho con aprender córeos como para ser del todo conscientes de darle forma propia.

Y ha sido la semifinal de Masterchef, con un resultado dispar, con Las Fresas fuera de la competición y Las sin nombre clasificadas para la final del jueves. En cualquier caso, han hecho ambos grupos unas merluzas bastante ricas que he podido probar. Como es normal, siendo mayores Las sin nombre y otro equipo, se ha notado en la organización y el resultado final, por eso han pasado a la final.

Y luego se ha repetido el juego de guerra del lunes (es una mezcla de juego de estrategia y de rol que se juega en las pistas con la luz apagada y que hace que alumnos y monitores se metan mucho en la dinámica) que es bastante adictivo. Era una revancha que acabó en empate. Todos contentos, o ninguno. O solo los que querían estarlo, dependiendo de su competitividad. Ya al día siguiente es la actuación. La siguiente noche será especial y lo pasaremos bien, salga como salga, haya nervios o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.